By Teaching Centre Academic Team

14 de Febrero de 2024 - 12:18

Una maestra con sus alumnos mira libros en inglés para niños

Si tienes algún hijo en la etapa de primaria, leer libros en inglés para niños puede ser lo que necesitas para motivarlo a aprender el idioma.

Las ventajas de aprender a través de los libros en inglés para niños

 
A todos los niños les gustan las historias, pero ¿sabías que además son una de las mejores formas de que aprendan inglés? Para empezar, los libros infantiles los motivan porque son entretenidos y divertidos.

Los personajes, la ambientación y el argumento ayudan a los pequeños a aprender cosas sobre el mundo que los rodea, avivan su imaginación y estimulan su curiosidad haciendo que se pregunten: "¿Qué pasará después?".

Un buen libro es como el pegamento que lo une todo y que permite aprender muchas cosas a la vez. En primer lugar, presenta las palabras nuevas en el contexto de una historia, lo que ayuda a los niños a recordarlas mejor, gracias a la estrecha relación entre ellas y los personajes, el entorno en el que se encuentran y la acción.

En el caso de los cuentos infantiles en inglés ilustrados, incluso, estas nuevas palabras aparecen especialmente ligadas a las ilustraciones.

Otro elemento muy interesante es la rima presente en algunas narraciones, que ayuda a pronunciar y escribir correctamente de forma amena y divertida esas complicadas palabras inglesas.

La rima también favorece la memorización de las palabras, ya que hace que a los niños les resulte más sencillo recordarlas por el modo en que suenan. Y, además del vocabulario y la pronunciación, el hecho de escuchar o leer libros en inglés para niños una y otra vez puede contribuir a que interioricen las estructuras gramaticales.

De este modo, cuando más adelante les toque estudiarlas ya tendrán en su cabeza muchos ejemplos que podrán aprovechar. A través de las historias, los jóvenes lectores aprenden además a seguir un hilo argumental y a ordenar sus ideas, piezas fundamentales para llegar a comunicarse bien.

Pero el vocabulario parece complicado, ¿será capaz tu hijo de seguir la historia?

 
Uno de los aspectos más positivos de los libros en inglés para niños es que incluyen preciosas ilustraciones. Si tu hijo no entiende algo de lo que oiga o lea, probablemente pueda comprender lo que está ocurriendo gracias a los dibujos.

No importa si no comprende todas y cada una de las palabras: deducir el significado de un texto es una habilidad de gran valor con vistas a la comprensión lectora. Por otra parte, los niños pueden disfrutar del relato solo por cómo suena, en vez de centrarse en el significado de las palabras concretas.

Muchos libros en inglés para niños proporcionan simplemente una buena excusa para recitar rimas absurdas, reírse con los trabalenguas y disfrutar escuchando los divertidos y raros sonidos de este idioma (¡y tenemos muchos!).

Crea una rutina especial para la lectura

 
Ya sea en forma de cuento antes de ir a dormir o acurrucados y bien calentitos en el sofá, es muy positivo adquirir el hábito de leer en inglés, de modo que los niños asocien esa actividad con algo agradable.

No necesitas complicarte mucho la vida: puede ser algo tan sencillo como dedicar un rato especial para estar con papá, mamá o alguno de los abuelos, y tu hijo estará deseando que llegue ese momento.

¿Qué pasa si ninguno de ustedes habla inglés?

 
Si te abruma la idea de leer libros infantiles en inglés en voz alta, ten en cuenta que existen muchas narraciones en CD. Pueden escucharlas juntos en su momento especial dedicado a la lectura, pero también en el coche de camino al colegio o para amenizar un viaje.

Y no olvidemos que existe internet. El sitio web del British Council dedicado a los niños, LearnEnglish Kids, cuenta con una amplia colección de relatos que tu hijo podrá escuchar y leer al mismo tiempo, y Barefoot Books también ofrece un buen surtido de historias animadas en línea.

Cómo escoger bien los libros en inglés para niños

 
Ahora que ya conoces los beneficios de leer libros en inglés para niños y tienes algunas pistas sobre cómo hacerlo, ¿por qué tipo de historias deberías decantarte? Nuestro consejo es elegir un cuento sencillo, con ilustraciones atractivas y relacionado con los intereses de tu hijo.

Pero lo más probable es que, si te gusta, también le guste a tu hijo (¡no hay nada más cautivador que un cuentacuentos apasionado por lo que está interpretando!). Para empezar, aquí te presentamos algunos de nuestros libros favoritos en inglés para niños de primaria de todas las edades.

Grupo de niños leyendo libros en inglés

¡Regístrate en los cursos de inglés del British Council en Venezuela!

Walking through the Jungle (De paseo por la selva), de Stella Blackstone e ilustrado por Debbie Harter

Este libro nos lleva de excursión por la selva, de escalada por la montaña y a nadar en el océano. Mediante rimas y repeticiones, tu hijo conocerá animales con los sonidos que emiten, verbos de movimiento y escenarios exóticos de todo el mundo. ¡Uno de los libros en inglés para niños que más nos gustan por lo divertido que es representar las distintas escenas!

There Was an Old Lady Who Swallowed a Fly (¡Un día una señora se tragó una mosca!), cuento tradicional

Otro de nuestros preferidos. Cuenta la historia de una anciana que se tragó una mosca, y para atrapar a la mosca engulló varios animales más, cada vez de mayor tamaño, hasta que... (no vamos a estropearles el final).

Es una manera graciosa de aprender nombres de animales y palabras que riman, con un ritmo tan pegadizo que pueden llegar a cantarla; de hecho, en el sitio web de LearnEnglish Kids la encontrarán en forma de canción.

Happy Birthday, Winnie! (¡Feliz cumpleaños, Winnie!), de Valerie Thomas e ilustrado por Korky Paul

La bruja Winnie vive en una casa negra con su gato negro, Wilbur. ¡Todo lo que tiene es de color negro! En este cuento, Winnie celebra su cumpleaños, lo que dará pie a que tu hijo practique sin darse cuenta los días de la semana y aprenda vocabulario en inglés sobre los miembros de la familia, regalos de cumpleaños, juegos para jugar en una fiesta y tartas de distintos tipos. ¡Mmmm! También ofrece muchas oportunidades para practicar el sonido de la "w".

The Tiger Who Came to Tea (El tigre que vino a tomar el té), de Judith Kerr

Desde que se publicó en 1968, este cuento ha sido uno de los preferidos para varias generaciones, y aún hoy sigue siendo popular. Narra la historia de una niña llamada Sophie y de un tigre que se presenta una tarde a tomar el té.

El tigre se come toda la comida y se bebe toda el agua de la casa, y después se va, para nunca volver. Es un buen relato para aprender vocabulario sobre la comida, la bebida y los objetos de la cocina. Una narración deliciosa y sencilla, con muchas repeticiones que la hacen fácil de seguir y de meterse en ella.

The Smartest Giant in Town (El gigante más elegante), de Julia Donaldson e ilustrado por Axel Scheffler

Nos encanta este cuento porque habla a los niños de la amabilidad y el agradecimiento, y tiene un final feliz. Es la historia de George el gigante, de su ropa nueva y de cómo se encuentra con varios animales que necesitan su ayuda desesperadamente.

Con este libro lleno de palabras que riman, los niños aprenden vocabulario sobre la ropa y los animales, expresiones útiles como "What's the matter?" ("¿Qué te pasa?"), "Cheer up!" ("¡Anímate!") y cómo decir "el más elegante" ("the smartest"), "el más amable" ("the kindest"), etc.

The Gigantic Turnip (El nabo gigante), de Aleksei Tolstoy e ilustrado por Niamh Sharkey

Este libro infantil tan popular es un cuento tradicional ruso. Trata de un hombre mayor que planta un nabo, pero este crece tanto que no puede sacarlo de la tierra él solo.

Entonces le pide ayuda a su mujer, aunque entre los dos tampoco pueden sacarlo; la historia continúa añadiendo personajes (los animales de su granja), hasta que finalmente, con la ayuda de todos, consiguen sacar el nabo.

Es una narración fantástica para aprender nombres de animales y de verduras, así como descripciones (adjetivos) y acciones (verbos), y resulta muy divertida de representar. Además, recordar la secuencia de todos los personajes favorece la concentración y la memoria. Nos entusiasma la moraleja: ¡trabajando juntos podemos conseguirlo todo!

Si te gustó esta entrada del blog del British Council, no dejes de mirar estos otros libros en inglés para niños y consejos para contarlos.