By Anne W

10 de May de 2024 - 04:29

Tres personas reunidas, alrededor de una mesa, aprenden gentilicios en inglés

Muchos estudiantes dicen “entiendo casi todo, pero no puedo hablar inglés fluido”. Es un fenómeno común al aprender cualquier idioma y los profesores te dirán algo que probablemente ya sepas: se trata de un asunto de confianza.  

Así que solo atrévete, ¿sí? Es más fácil decirlo que hacerlo. Quizás las personas te dirán “entre más practiques, más confianza sentirás”, mientras tú piensas, “sin confianza, ¿cómo puedo empezar a practicar?” Si aún estás leyendo esto es porque suena familiar.

Recomendaciones para aprender a hablar inglés fluido

Hacer tu transición del conocimiento teórico a hablar inglés fluido es un proceso, no es algo simple, pero probablemente los siguientes 5 consejos te ayudarán a avanzar.  

1. Escucha

Escucha activamente lo que la gente dice, no solo el significado, sino las palabras y sonidos también. Nota el ritmo, cómo se unen y las letras que no se pronuncian.

¿Hay algo que te sorprenda? Si estás viendo un video, puedes reproducir la misma parte del diálogo hasta que te suene natural. Si estás frente a frente y te sientes con valor, pídele a tu interlocutor que repita, que escuche como lo pronuncias tú y que te ayude a entender la diferencia. 

Toma nota mental de cosas nuevas que aprendas y reprodúcelas en tu cabeza nuevamente. Imagínate diciendo esas cosas, incluso practica en voz alta cuando estés solo.

Si quieres una práctica controlada, puedes ver y escuchar conversaciones de distintos niveles  en el sitio web de LearnEnglish, y en la segunda mitad del video incluso puedes participar. También existe la posibilidad de recibir prácticas de habilidades orales con estos videos.   

Cómo hablar inglés con confianza: guía gratuita. Todo lo que necesitas para cimentar tu confianza mientras hablas inglés 
Recibe la guía

2. Preguntas de reflexión en tu respuesta

 “Did you have a good weekend?” pregunta un colega británico un lunes por la mañana. ¡Pánico! De pronto no puedes recordar si debes usar el past simple o present perfect para hablar sobre tu fin de semana. Tú sabes esto, ¿cómo es que lo olvidaste? 

Detente. En lugar de sentirte mal, vuelve a la pregunta que te hicieron, es past simple, entonces la respuesta también es en ese tiempo verbal. Por ejemplo, “It was lovely, thanks. We went to my parents’. Did you do anything nice?” 

3. No temas cometer errores

Por supuesto, no te deberías preocupar por cometer errores, son parte esencial del aprendizaje. Pero si el miedo a equivocarte en una situación auténtica es realmente estresante para ti, comienza donde te sientas más cómodo.

Una conversación y café con tus compañeros es una buena forma intermedia entre el aula y una situación real. O busca un grupo de intercambio de idioma inglés en tu área local.  

Si no vas a clases, o no tienes grupos de estudio cerca, busca una forma de práctica personal. No tiene que ser un intercambio formal, puedes hacerlo con otro aprendiz.

No es necesario que sepan hablar inglés fluido, solo que tengan suficiente conocimiento para conversar y ayudar a relajarte. De hecho, es mejor para ti y tu confianza si tu compañero comete errores también. 

Cuando te encuentres en situaciones auténticas, ya sea con hablantes nativos o no nativos con más confianza que tú, puede ser útil reconocer ante los demás que estás aprendiendo.

Tómate tu tiempo, nadie tiene que apresurarte, interrumpirte, corregirte o dudar de lo que tratas de decir. Tu inglés está en transición ahora, no has llegado al final y los errores que cometas ahora ya no estarán presentes el próximo año.  

Toma nota, mental o escrita, de tus errores; son tus herramientas de aprendizaje, únicas para ti. Te ayudan a comprender cómo piensas en inglés.

Date la oportunidad de seguir tu aprendizaje en el British Council

Dos chicas hablando en la calle con diferentes acentos en inglés

4. Acepta el desafío de la ortografía en inglés 

Si la pronunciación es lo que te detiene para hablar podría deberse a que tu cerebro es muy necio y busca la perfección en la relación ortografía-pronunciación que otros idiomas tienen.

La ortografía en inglés está lejos de ser perfecta, todos lo saben, pero son viejos hábitos (ver una palabra y decirla tal cual) que cuesta dejar ir.  

Si alguna parte de lo anterior te suena familiar, trata de exponerte a la forma hablada primero, siempre que te sea posible. Si las películas son una fuente importante de inglés para ti y siempre las ves con subtítulos, apágalos.

Aprender el alfabeto fonético puede ayudar también, suena como una tarea titánica, pero la mayoría de los estudiantes lo consiguen en unas horas. Verlo, escrito, que no es “mountain”, sino /ˈmaʊntɪn/, puede ser la aclaración que tu cerebro necesita. 

5. Entiende que el inglés es tan tuyo como es de cualquier otra persona

Aprender inglés es diferente del francés, chino o cualquier otro idioma en un importante aspecto: no es propiedad de sus hablantes nativos. De todas las conversaciones que ocurren en el mundo ahora, ¿cuál crees que es el escenario más habitual: ¿nativos con nativos, nativos con no nativos o no nativos con no nativos?  

Respuesta: Es por mucho la última opción. Por ejemplo, la mayoría de las personas que hablan inglés en este momento son japoneses y argentinos, rusos y griegos, marroquíes y húngaros. Y los no nativos contribuyen a la evolución del inglés (por ejemplo, al sistema de preguntas). 

Un último consejo que se relaciona con todos los anteriores: piensa sobre lo que yace bajo tu ansiedad al hablar. ¿Qué es lo que te hace detenerte cuando tratas de decir algo? ¿Que se burlen de ti? ¿Demorarte mucho al hablarle a tu audiencia? ¿Perder la esencia de lo que tratas de decir?  

Tomarte tu tiempo y ser consciente de lo que te hace tener dificultades para hablar inglés fluido te puede ayudar a identificar estas situaciones en las que es más probable que tengas dificultades.

Entonces te puedes tomar un respiro. Por ejemplo, si te preocupa que se burlen de ti por cometer errores simples, puedes decir abiertamente “Help me out here, how do I say...?” De la misma manera está bien decir “Hang on, let me finish…” si alguien te interrumpe tratando de adivinar incorrectamente lo que tratas de decir.

Para más ideas que te ayuden a mejorar tu confianza, revisa este video de LearnEnglish sobre cómo practicar el hablar fuera del ​aula.